Las metas de la Ley de cambio climático en la distribución alimentaria

GAD, ACTUALIDAD

Últimas noticias
Las metas de la Ley de cambio climático en la distribución alimentaria
La Ley de cambio climático en la distribución alimentaria

 

Las metas de la Ley de cambio climático en la distribución alimentaria

El sector de la distribución de alimentos en España demuestra el compromiso con las metas  reforzando las medidas que contribuyen a lograr el objetivo de neutralidad climática.

La composición amplia del sector explica la importancia del sector de la alimentación para alcanzar las metas propuestas por la Ley de Cambio Climático y Transición Energética.

La cadena alimentaria en España involucra a más de 760 mil agricultores, 30 mil industrias alimentarias, 21 tiendas de distribución y 32 mil comercios.

En conjunto, todos estos actores económicos involucrados en la distribución alimentaria constituyen una pieza maestra de la economía española y, por su composición, tienen una enorme capacidad para frenar el cambio climático.

 

Medidas del sector de la alimentación para la eficiencia energética

Si bien las acciones frente al cambio climático pueden consolidarse desde diferentes aspectos del impacto ambiental, la normativa refuerza especialmente lo relativo a la eficiencia energética y la movilidad sostenible.

En este sentido, el sector de la distribución alimentaria viene trabajando intensamente en los últimos años y miden las mejoras en tres actividades en concreto:

  • Refrigeración: la transición para la reducción del uso de fluidos con potencial de calentamiento atmosférico da cuenta de la capacidad del sector, que ha trabajado intensamente, fortaleciendo la innovación y el desarrollo para instalar nuevos sistemas frigoríficos para garantizar el sostenimiento de la cadena de frío.
  • Iluminación y aparcamientos: las reformas y la modernización de las construcciones demuestran la apuesta del sector por lograr una mayor eficiencia en la iluminación con ahorro energético, al igual que el análisis y desarrollo de puntos de recarga de vehículos eléctricos.
  • Transporte: convocado a reducir en un 35% las emisiones de GEI, en el sector de la distribución alimentaria los vehículos eléctricos y con combustibles de transición ya se están incorporando a las flotas de reparto y, en el caso del transporte pesado, también se acentúa la apuesta por combustibles como el gas natural licuado.

En definitiva, el sector de la distribución alimentaria demuestra un gran compromiso con las metas a mediano y largo plazo propuestas por la Ley, complementando las acciones estructurales con cambios que van aún más allá de ello.

El cambio de hábitos y la huella que dejan los confinamientos por la pandemia de la COVID-19, también aportan una nueva mirada sobre la integración de la cadena de la alimentación y las ventajas de apoyar al comercio de proximidad.

En Grup Alimentari Disteco seguimos apostando por la transición hacia una cadena de distribución de la alimentación que fortalezca al sector a la vez que logre una neutralidad climática justa y sostenible.