Sostenibilidad, trazabilidad y salubridad nos encaminan hacia una gran revolución en la industria alimentaria

GAD, ACTUALIDAD

Últimas noticias
Sostenibilidad, trazabilidad y salubridad nos encaminan hacia una gran revolución en la industria alimentaria
El sector alimentario y el cambio climático

 

El impacto del sector alimentario en el cambio climático

Aunque todas las actividades humanas tienen un impacto en el medio ambiente, el sector alimentario siempre ha estado en la mira y es tiempo de pensar qué valor positivo puede tener en la lucha contra el cambio climático.

La industria alimentaria y los sectores productivos asociados están enlazados con cada momento de nuestro día a día, y todas nuestras actividades se basan en la energía que los alimentos proveen a nuestro organismo.

Este combustible para la vida se obtiene de diferentes materias primas, con base en las tierras productivas, y gracias a una mayor o menor elaboración en diferentes procesos industriales o artesanales a escala.

A menudo, el impacto del sector alimentario se observa a raíz del impacto negativo de algunos tipos de producción en contraposición a métodos productivos potencialmente más sostenibles.

Pero, siendo una industria indispensable para alimentar a la creciente población mundial

¿Podría el sector alimentario tener un impacto positivo en la lucha contra el cambio climático?

 

Aplicando reglas SMART a la producción y distribución de alimentos

Si bien es indispensable comenzar desde el cambio hacia una dieta más equilibrada y con menos desperdicio de alimentos, la mejora de los sistemas productivos y de transporte son piezas clave para un sector alimentario más sostenible.

Los expertos en diferentes ámbitos argumentan que es posible enfrentar el cambio climático a partir de la incorporación de tres medidas de gobernanza más eficientes e inteligentes:

  • Climate-smart agriculture (CSA): una agricultura climáticamente inteligente o adaptada al clima, que incorpora medidas ajustadas a los sistemas integrados en producciones de mediana y gran escala con un gran potencial de mitigación y adaptación al cambio climático.
  • Optimizar la cadena de suministro: también con la incorporación de diferentes aplicaciones de la inteligencia artificial y del internet de las cosas para controlar de manera más eficientes los cultivos, la cosecha o recolección y la aplicación de productos sanitarios, hasta predecir mejor la demanda de alimentos en las góndolas y evitar la pérdida o el desecho de alimentos mejorando las aplicaciones de venta.
  • Reducir las emisiones del transporte: aplicando tecnologías que permitan optimizar las rutas de transporte y la distribución de alimentos de proximidad, a la par que se consiguen más innovaciones eficientes en los vehículos de carga.

Los tres aspectos tienen un fuerte componente tecnológico y es, sin dudas, el paso más importante en el estudio de los impactos del sector alimentario en el medio ambiente y en la lucha contra el cambio climático.

Desde Grup Alimentari Disteco renovamos constantemente nuestro compromiso con el medio ambiente aplicando todas las tecnologías a nuestro alcance para optimizar la distribución en el sector alimentación reduciendo nuestra huella climática.