25 Abril 2018

GAD, ACTUALIDAD

 ÚLTIMAS NOTICIAS

 Una dieta equilibrada en calidad y la cantidad

Una dieta equilibrada en calidad y la cantidad

Apostamos por una dieta equilibrada en calidad y cantidad

Se acerca el verano y queremos deshacernos de esos kilitos de más con los que nos han dejado el invierno y los festivos. La clave de toda dieta, sea para adelgazar, para mantener o mejorar la nutrición saludable de nuestro cuerpo, es la cantidad en cuanto a porciones y la máxima calidad de los productos que consumimos.

Cantidad, la medida saludable de cada nutriente

En lo que a porciones respecta es necesario considerar el tamaño de cada ingesta y la cantidad de ingestas diaria. Un consejo para ajustarse a las medidas es evitar consumir los alimentos directamente del paquete y medirlos con la mano, lo que resulta en la proporción justa personal.

El cuenco formado por las dos manos juntas corresponde a la cantidad de verduras, tanto crudas como cocidas; el tamaño de un puño cerrado es la medida de hidratos de carbono (pan, cereales, etc.); el tamaño de la palma de la mano es el que equivalente a proteínas (carnes y pescados); la mano extendida es la cantidad de frutas; el ancho y largo de los dedos índice y corazón juntos es el que corresponde a los lácteos; y, la falange del dedo índice es la cantidad de azúcares y grasas (mantequilla o aceite). Todo esto, en las cinco ingestas de comida diaria.

Calidad, la composición saludable para el funcionamiento del organismo

La calidad de los alimentos es central en todo tipo de dieta, pues de eso depende que los nutrientes sean correctamente asimilados por el organismo. Tu salud y masa muscular lo agradecerán hoy y en el futuro.

Una de las dietas más indicadas en los últimos años para bajar de peso, y mejorar la salud de los músculos con actividad física, es la dieta proteica, donde la cantidad de proteínas depende fundamentalmente de la cantidad y calidad del ejercicio físico diario.

En todos los casos, cuando se habla de calidad de la proteína, se destacan las que proporcionan las carnes y huevos, pues contienen todos los aminoácidos esenciales en la porción correcta para que nuestro cuerpo pueda hacer uso de ellos. De esta manera, si se consumen productos como carne, pescado, huevo y lácteos a diario, se está alimentando correctamente los músculos y tendones, sin necesidad de suplementos de proteína.

 


Sea una u otra la dieta que se decida implementar, resulta evidente que los productos más saludables son los de calidad, correctamente procesados y envasados para no perder características y contenidos propios de los nutrientes saludables.

¿Quieres estar siempre informado de las últimas noticias o acciones comerciales de Disteco?

Subscríbete a nuestra Newsletter.

14 + 9 =