Noticias

Novedades

Un buen queso en la mesa, un placer para todos

De oveja, de cabra, mezcla, fresco, semi-curado, curado… la lista de tipos de quesos es casi infinita. Hay a quien le gusta solo un tipo de queso y a quien le gustan todos, por ello nunca puede faltar un buen queso en la mesa cuando hay algo importante que celebrar.

De entre las miles de variedades de queso que existen, una de las denominaciones de origen más populares y más reconocidas a nivel mundial es el queso manchego. El queso es uno de los alimentos más sanos que podemos encontrar, ya que aporta un gran número de nutrientes a nuestro organismo, aunque en el caso de personas con colesterol se recomienda moderar el consumo.

Gran Capitán

En el caso concreto del queso manchego estamos ante un producto que es una importante fuente de calcio, lo que lo hace especialmente recomendable en el caso de niños y adolescentes en edad de crecimiento, embarazadas y personas mayores.

Quien busca un buen queso en la mesa suele optar la mayoría de las ocasiones por quesos manchegos curados. Además de su extraordinario sabor, estos quesos tienen un alto contenido en zinc, que facilita la asimilación y almacenamiento de la insulina y ayuda al sistema inmunitario.

Su abundancia en yodo es beneficiosa para el metabolismo, ayudando a regular el nivel de energía e incentivando un correcto funcionamiento de las células. El yodo que puede aportarnos un buen queso repercute también en nuestra belleza exterior y es que ayuda a fortalecer el cabello y las uñas, mejorando a la vez el aspecto de la piel.

El queso manchego es también una fuente natural de fósforo, que ayuda a mantener unos huesos y unos dientes fuertes y sanos, mejorando a la vez la resistencia física.

El queso es, en definitiva, un alimento muy completo que resulta delicioso al paladar, en Disteco os invitamos a que no falte en ninguna mesa.