Noticias

Últimas Noticias

Productos de proximidad y el desarrollo local

Potenciar los productos de proximidad ayuda a fomentar el desarrollo local

Las tendencias de consumo han variado mucho con el paso del tiempo. Especialmente desde los primeros años 2000 se incentivó un consumo masivo, pero la llegada de la crisis devolvió a muchos hogares españoles a la necesidad de hacer un consumo más ajustado y equilibrado.

Esa necesidad de ajustarse el cinturón y de ser más conscientes de la importancia que tienen los productos que consumimos ha permitido que arraigue la cultura de los productos de proximidad, que aboga por añadir al carro de la compra productos que han sido elaborados o fabricados en una región próxima al consumidor.

Al reducir la distancia que deben recorrer los productos para llegar al punto de venta se reducen los costes económicos de la logística, lo que se traduce a su vez en una reducción del precio de los productos. Pero potenciar lo productos de proximidad tiene otro beneficio y es que se reducen los costes medioambientales al reducirse el volumen de partículas nocivas emitidas a la atmósfera.

Comprar productos de proximidad tiene todavía una ventaja más y es que ayuda a mantener y crear nuevos puestos de trabajo en el ámbito local. Las empresas son cada vez más conscientes de que la deslocalización no siempre es todo lo positiva que se espera, y especialmente las empresas de pequeño y mediano tamaño, han encontrado en la especialización en productos de proximidad una buena característica con la que destacar y diferenciarse de las grandes empresas.

El producto de proximidad tiene además la cualidad de poder adaptarse más fácilmente a los cambios en los gustos de los consumidores. Al haber más proximidad entre el productor y el consumidor, es más fácil que el primero pueda detectar cambios en las tendencias de consumo  o incluso la aparición de oportunidades de negocio que le serán más fáciles de aprovechar.