Pastel de queso horneado

Autor: DISTECO

Tipo de plato: POSTRE

Tipo de cocina: SANA

Tiempo de preparación: 1 hora

Dificultad: FÁCIL

Pastel de queso horneado

Ingredientes

Para hacer un pastel de queso tradicional horneado se necesitan los siguientes ingredientes:

  • 250 gramos de queso de untar.
  • 3 huevos.
  • 3 yogures, dos de ellos naturales y uno de limón.
  • 50 gramos de harina.
  • 150 gramos de azúcar.
  • Mermelada de fresa (u otro sabor).
  • Mantequilla.

Receta del pastel de queso horneado

  • Con una batidora eléctrica se mezclan los tres huevos junto con el queso de untar, los tres yogures, la harina y el azúcar.
  • Una vez que la mezcla está lista viértela en un molde que previamente hayas untado con un poco de mantequilla y harina.
  • Precalienta el horno y cuando esté caliente hornea la mezcla durante 30 minutos a 180º.
  • Una vez que el pastel de queso se haya enfriado puedes desmoldarlo y decorar su superficie con mermelada de fresa o de cualquier otro sabor, también puedes recubrirla con una capa de chocolate líquido o decorarla con trozos pequeños de fruta.
  • Si quieres que tu tarta tenga una base más consistente, puedes elaborar la receta igual pero añadiendo en el molde una base de galletas trituradas mezcladas con azúcar y mantequilla derretida. En este caso prepara primero la base de galletas y deja el molde con la base de galletas en la nevera hasta que tengas la mezcla de la tarta lista.

Información nutricional de una porción (142 gr.) de pastel de queso

Energía 1623 kj/388 kcal
Proteína 8,88 g
Carbohidrato 46,72 g
Azúcar 37,91 g
Grasa 19,1 g
Grasa Saturada 7,631 g
Grasa Monoinsaturada 7,15 g
Grasa Poliinsaturada 3,242 g
Colesterol 67 mg
Fibra 0,7 g
Sodio 378 mg
Potasio 124 mg

Consejos de preparación

El pastel de queso es una de las recetas clásicas de la repostería y gracias a la sencillez de su elaboración es fácil conseguir buenos resultados aunque no se sea un experto en la cocina.

Para conseguir un pastel de queso delicioso es mejor batir los ingredientes despacio para evitar que entre aire.

Si no tienes prisa puedes bajar la temperatura del horno (a unos 150º) y extender el tiempo de horneado hasta la hora u hora y media.

Dejar la tarta enfriar por completo en el horno con la puerta entreabierta es la mejor manera de evitar que se agriete.