17 Setiembre 2018

GAD, ACTUALIDAD

 ÚLTIMAS NOTICIAS

 Organiza una cata de cerveza

Organiza una cata de cerveza

Organiza una cata de cerveza y potencia el marketing experencial de tu negocio

Además de aprender a diferenciar el sabores y aromas, organizar una cata de cerveza es un elemento clave en el marketing de experiencias para atraer y fidelizar clientes.

En una buena estrategia de marketing hostelero no pueden faltar las experiencias como forma de promoción, tanto de productos como de servicios y, al mismo tiempo, del ambiente y estilo propio.

 

Por dónde empezar para organizar una buena cata

El marketing de experiencias toca la fibra emocional del cliente, por eso es muy importante la atención a cada detalle en la organización de la cata de cerveza.

Si bien recurrir a un experto catador para la organización y realización de la cata en nuestro negocio es la recomendación ideal, también se puede organizar un evento dónde quizás promocionar una selección de las cervezas que comercialice el propio establecimiento y en el que los clientes puedan escoger y  valorar las cervezas presentadas.

Ningún evento se realiza sin preparación, y para una cata de cervezas será necesario recabar toda la información posible sobre el producto: cómo se produce, sus componentes, qué elementos lo distinguen, la marca y la historia.

Todos estos datos son los que, quienes se encargan de atender a los clientes, deben conocer a la perfección, pues se trata de información útil a la hora de realizar la degustación de las cervezas.

 

Factores importantes en la experiencia de la cata de cervezas

Una cata, de cerveza en este caso pero de igual forma para cualquier otro producto, puede resultar útil para fidelizar una lista de clientes preferenciales o un público objetivo determinado, por lo que pueden realizarse exclusivamente por invitación o reserva.

Si no es así, por lo menos, recopilar información de los asistentes y de esa forma obtener una muestra real de los gustos de nuestros clientes.

En una cata todo es importante, incluso la temperatura ambiente (entre 20 y 22°C con una humedad del 60%) y evitar olores, como el de comida, pues esta se podrá servir después de la cata.

La cerveza debe servirse a la temperatura sugerida por la marca, que puede variar desde los 3 a los 8°C, según el tipo de cerveza.

El máximo sugerido para una cata de cervezas es de 6 productos diferentes, y siempre se comienza por la cerveza más clara.

Una cata de cervezas es uno de los eventos ideales para promover una marca, por lo que el proveedor será quien mejor pueda asesorar sobre en qué productos centrar la mejor degustación de cerveza.

¿Quieres estar siempre informado de las últimas noticias o acciones comerciales de Disteco?

Subscríbete a nuestra Newsletter.

5 + 11 =