11 Junio 2018

GAD, ACTUALIDAD

 ÚLTIMAS NOTICIAS

Las formas más saludables de consumir carne roja 

Las formas más saludables de consumir carne roja

Las formas más saludables de consumir carne roja en tu dieta

Cuanta carne de ternera se ha de incorporar en la dieta viene siendo discutido en los últimos años, pero aunque la consumas sólo una o dos veces por semana, lo más importante es que lo hagas en condiciones seguras y que resulten nutritivas además de consumir siempre un producto de calidad.

La cocción de la carne es otro de los dilemas. Si bien es cierto que, al cocinarla, la carne roja pierde nutrientes, comerla cruda no es una alternativa recomendable si no se siguen una serie de protocolos de seguridad e higiene.

La manera más sana de cocinar la carne

Lo que se busca al cocinar la carne es eliminar las bacterias y reducir las grasas, pero es importante conservar la mayor cantidad de vitaminas y minerales.

A la plancha: es una buena forma de reducir las grasas, de esta manera queda sabrosa sin necesidad de agregar aceite. La sal se agrega sólo después de que esté sellada a fuego fuerte por ambos lados, entonces se baja el fuego y se deja cocinar lentamente.

Asada: se mantienen los nutrientes de la pieza, sobre todo si se logra sellar la parte superficial rápidamente, resultando jugosa en el interior y conservando las propiedades. Para un buen resultado la carne debe alcanzar los 70°C en el interior.

Horneada: es conveniente evitar el agregado de manteca o aceite, sin embargo, por lo general se incorporan para que no queden secas.

Hervida: se eliminan las grasas, pero se pierden nutrientes en el agua. Las piezas más pequeñas son las que más propiedades pierden, así que conviene cocinar de esta forma piezas enteras o hacer guisos y cocidos.

La opción de consumir la carne cruda

Si bien existen defensores del consumo de carnes crudas, cabe recordar elementos como el escherichia coli, bacteria que produce intoxicación; la salmonella, que genera trastornos digestivos; y la campylobacter jejuni, que ocasiona problemas gastrointestinales, y que pueden estar presentes en la carne siendo eliminados únicamente con la cocción.

Por otra parte los productos gastronómicos como steak tartare o el carpaccio son preparados en los que hay una forma de curación a la carne.

Aún así, se deberá ser muy cuidadoso respecto al origen de los ingredientes, si los preparamos en casa, es fundamental la higiene de las superficies de elaboración y utensilios además de la suya propia. Y si los consumimos en un restaurante, hemos de revisar bien la calidad de servicio e higiene del lugar.

Debe consumirse después de su elaboración y el grado de frescura de los ingredientes es fundamental en su calidad.

¿Quieres estar siempre informado de las últimas noticias o acciones comerciales de Disteco?

Subscríbete a nuestra Newsletter.

2 + 1 =