15 Agosto 2017

GAD, ACTUALIDAD

 ÚLTIMAS NOTICIAS

Escoger vino en verano ¿cuál es la mejor opción cuándo suben las temperaturas?

Escoger vino en verano ¿cuál es la mejor opción cuándo suben las temperaturas?

Cuando llega el verano solemos hacer cambios en nuestra rutina diaria e incluso en la forma de comer. Huimos de platos pesados y optamos por alimentos más ligeros y a ser posible refrescantes. Con los vinos ocurre algo similar, escoger vino en verano es totalmente diferente a escoger un vino para una comida o cena de invierno.

Cuando se trata de vinos durante el verano también buscamos caldos algo más ligeros y por eso los tintos suelen pasar a un segundo plano. No sólo porque tienen más cuerpo, sino porque normalmente se toman a una temperatura que no es precisamente la que más nos apetece cuando las temperaturas son altas.

A la hora de escoger vino en verano los blancos y los rosados son los preferidos de la mayoría de las personas.

El vino blanco tiene suficientes variedades como para poder encontrar un vino más ligero o un vino con más cuerpo. Lo ideal es tomarlo a una temperatura de entre 8º C y 11º C, lo que nos ayuda a refrescarnos.

En el caso del vino rosado se trata de un caldo muy consumido durante el verano, tanto en las comidas como en los aperitivos. Lo normal es servirlo a una temperatura de entre 5º C y 9º C en función del cuerpo que tenga.

Los vinos tienen la peculiaridad de no aguantar la temperatura durante mucho tiempo. Precisamente por ello a la hora de servirlos en la mesa es conveniente tener siempre cerca una cubitera con agua y hielos para dejar la botella y que la bebida se mantenga a la temperatura óptima.

Otro aspecto importante para escoger vino en verano es el grado de alcohol. Los vinos con más alcohol aportan sensación de mayor pesadez y por eso lo normal es buscar vinos cuyo grado de alcohol sea lo más bajo posible.

¿Quieres estar siempre informado de las últimas noticas o acciones comerciales de Disteco?

Subscríbete a nuestra Newsletter.