Noticias

vino saludable

Últimas Noticias

Consumir una copa de vino ayuda a mantenerse en forma

La vida sedentaria es uno de los mayores problemas de la sociedad actual. No hacer ejercicio afecta de forma negativa al cuerpo y produce una degradación progresiva de los órganos. Sin embargo, los últimos estudios han puesto de manifiesto que beber vino sustituye ir al gimnasio.

Que el vino es una bebida beneficiosa es algo que se conocía desde hace mucho tiempo, pero los estudios llevados a cabo en la última década han demostrado que esta bebida tomada con moderación tiene muchos más efectivos positivos para la salud de los que se pensaban en un principio.

Uno de los componentes más importantes del vino tinto es el resveratrol. Este componente se encuentra en abundancia en el vino (hasta 14 miligramos por litro) y ha demostrado tener importantes efectos anticancerígenos y antienvejecimiento.

Los estudios llevados a cabo en laboratorio han revelado que el resveratrol puede tener efectos similares a los que produce el ejercicio físico, aumentando la resistencia del cuerpo, el rendimiento físico, la fuerza muscular y la capacidad cardiovascular.


En base a esto los científicos han concluido que tomar una copa de vino al día puede ser igual de beneficioso para la salud que pasar una hora en el gimnasio, lo cual puede llegar a ser especialmente importante para el estado físico de aquellas personas que por motivos de salud no pueden ejercitarse.


Eso sí, los médicos recomiendan actuar con moderación. Los efectos beneficiosos del vino tinto se logran con una sola copa, no se multiplican si se toman más copas, es más, ingerir demasiado alcohol es perjudicial para el cuerpo y puede causar daños a largo plazo.

Lo recomendable es tomar una copa al día. De esta forma se puede conseguir que el cuerpo esté más activo y se disfruta del resto de propiedades beneficiosas que tiene el vino tinto.