Noticias

carne de cerdo y el hierro

Últimas Noticias

Carne de cerdo y el hierro

Existe una estrecha relación entre la carne de cerdo y el hierro, de ahí que este alimento sea uno de los que no puede faltar en una dieta sana.

El hierro es uno de los minerales que resulta imprescindible para el organismo humano. Se encarga de oxidar la glucosa y convertirla en energía. Precisamente por ello, cuando nos falta hierro notamos que estamos bajos de energía y que hasta las tareas más rutinarias nos cuestan más.

Pero además, el hierro nos ayuda al buen funcionamiento del sistema respiratorio, forma hemoglobina en combinación con la proteína y activa el grupo de vitaminas B para estimular la inmunidad y la resistencia física.

Las vísceras son una buena fuente de hierro. La carne de cerdo y el hierro van especialmente unidas en piezas como el hígado y el riñón.

Existe el mito de que la carne de cerdo es rica en colesterol, pero en realidad se trata de una carne blanca muy sana que nos puede aportar hierro y otros nutrientes.

El lomo es una de las partes del cerdo con menos grasa y con mayor cantidad de hierro, aporta 1,8 mg de hierro por cada 100 gramos, lo mismo que el solomillo, el magro, la carne de cerdo semigrasa y las chuletas.

Las manitas de cerdo aportan una gran cantidad de hierro, 2,5 mg por cada 100 gramos de carne. Mientras que en las costillas la cantidad de hierro es menor, 1,0 mg por cada 100 gramos, lo mismo que el bacon.

En las zonas más grasas y menos sanas el aporte de hierro es menor. Por ejemplo, ingerir 100 gramos de panceta apenas nos aportará 0,9 gramos de hierro, mientras que 100 gramos de tocino nos aportarán 0,7 mg de hierro.

La conclusión de la relación entre la carne de cerdo y el hierro es clara, cuanto más magra sea la pieza de carne y más sana, más hierro nos aportará.