28 Mayo 2018

GAD, ACTUALIDAD

 ÚLTIMAS NOTICIAS

 Beneficios de comer queso

Beneficios de comer queso

Beneficios de comer queso para la salud de toda la familia

 

Todos tenemos un tipo de queso favorito y, con la cantidad de variedades que existen, es muy versátil a la hora de acompañar otros alimentos y comerlo en cualquier momento del día.

Este producto lácteo derivado directamente de la leche tiene miles de años de historia.

Sus orígenes se remontan a más de 5000 años y ha tenido gran relevancia en las comunidades nómada, pues se trata de un producto fácil de transportar y duradero. Además, tiene múltiples propiedades saludables y valor energético.

Propiedades y valor nutricional del queso

El valor energético y los componentes varían según el tipo de queso, esencialmente en las cantidades de sal y lactosa, así como de grasa según el tipo de leche que se haya usado para su elaboración.

Ante todo, el queso es una excelente fuente de proteínas, por ejemplo, una porción de queso cheddar podría a aportar la misma cantidad que un vaso de leche. Son proteínas de excelente calidad, ricas en aminoácidos esenciales y fácilmente digeribles, que resultan beneficiosas para la mejor absorción de minerales en el tracto digestivo.

El contenido de grasa en el queso es también muy importante en la mayoría de los quesos, desde el 1% en el queso cottage hasta más del 34% en el queso crema. Esta grasa es muy completa, alta en grasas saturadas y con una buena cantidad de grasas monoinsaturadas.

La cantidad de carbohidratos es diferente según varios factores, desde el tiempo de maduración hasta la marca, pues durante el proceso de elaboración parte de la lactosa se descompone en glucosa.

En cuanto a vitaminas y minerales, el queso aporta: Calcio, con un importante papel en la salud ósea;  Vitamina B12, importante para el funcionamiento del sistema nervioso; Sodio, además del agregado para su conservación, ciertas cantidades se encuentran naturalmente en la leche; Vitamina K2, para mantener los huesos y el corazón sanos; Vitamina A, Vitamina B2; Zinc; Selenio; y Fósforo.

Todos podemos comer quesos

Son innumerables las ventajas de incluir quesos en una dieta equilibrada, por todos los nutrientes que aporta y porque además se puede consumir en cualquier horario.

La recomendación es entre dos y tres raciones de queso al día, que pueden incorporarse al desayuno, al almuerzo, la media mañana o media tarde, como un aperitivo o incluso en el postre.

Sin embargo hay algunas dietas especiales que lo que restringen, sea para adelgazar o por algunas dolencias, se debe medir su ingesta tanto en cantidad como en el tipo y calidad del producto.

Las personas que realizan dietas de adelgazamiento pueden consumir quesos con menor contenido graso, así como aprovechar las proteínas y aporte energético consumiéndolo antes de realizar actividad física.

Para quienes sufren de hipertensión el queso suele ser uno de los primeros recortes en la dieta, sin embargo existen quesos con bajo contenido de sal. El agregado de sal se hace para su conservación, por lo que siempre será mejor que puedan optar por los más frescos o requesones que, en general, tienen menos sodio.

Las variedades más maduradas son las mejores para quienes tienen intolerancia a la lactosa puedan disfrutar de este alimento, pues durante la maduración del queso lo que queda de lactosa se fermenta.

Ciertamente es un alimento que, en su gran variedad, es apto para todos los paladares y dietas, además de hacer grandes aportes a huesos, corazón y músculos, y ser ideal para determinadas etapas de la vida, como la infancia, por su contribución a huesos y dientes, y durante el embarazo, pues favorece la producción de leche materna y aporta ácido fólico.

Sobran las razones para disfrutar de una buena porción de queso cada día.

¿Quieres estar siempre informado de las últimas noticias o acciones comerciales de Disteco?

Subscríbete a nuestra Newsletter.

1 + 13 =