Barbacoa de cerdo ibérico

Barbacoa de cerdo ibérico

Autor: DISTECO

Tipo de plato: PRINCIPAL

Tipo de cocina: SANA

Tiempo de preparación: 5-10 MINUTOS POR LADO.

Dificultad: FÁCIL


Preparación de una barbacoa de cerdo ibérico prefecto

La llegada del buen tiempo es una buena excusa para disfrutar al aire libre y organizar una barbacoa de cerdo ibérico.

Este tipo de carne es ideal para asar a la brasa y de hecho la barbacoa es una de las mejores formas de sacarle el máximo partido a ciertos cortes de cerdo ibérico.

Para hacer una buena barbacoa de cerdo ibérico es importante una buena preparación de las brasas con carbón o con leña. La carne no debe ponerse a hacer mientras el fuego esté ardiendo, sino que hay que esperar a que el fuego desaparezca y las brasas sigan prácticamente incandescentes.

La carne debe sacarse de la nevera una o dos horas antes de cocinarla para que coja temperatura ambiente y no se quede fría por dentro.

Antes de poner la carne al fuego es bueno precalentar la parrilla para que su calor ayude a sellar la pieza y quede más jugosa. En el caso de la carne de cerdo ibérico no se debe poner sal a la misma antes de cocinarla, esto se debe hacer después.

No es necesario dar muchas vueltas a la carne. Lo ideal es dejar la pieza al fuego y darle únicamente la vuelta cuando comprobemos que ya está dorada. Antes de dar la vuelta ponemos sal por el lado que ya está cocinado y al otro lado le pondremos la sal justo antes de llevar la comida a la mesa.

Para una barbacoa de cerdo ibérico lo mejor es elegir los cortes con más grasa cono la pluma o el secreto. Los cortes más magros corren el riesgo de deshidratarse en la barbacoa y por tanto quedan más jugosos si se hacen a la plancha.

Entre los cortes más apetitosos de cerdo ibérico para hacer a la barbacoa se encuentran las costillas, la panceta, la pluma, la presa y el secreto. Tampoco pueden faltar en la barbacoa otros productos procedentes del cerdo ibérico como el chorizo o la morcilla.